Esta plaza, es uno de los focos de Pontevedra más visitados, en el pasado era donde se reunían los herreros, de ahí el nombre, para realizar sus negocios, actualmente se utiliza para actos culturales y para la vida cotidiana.