Como atestigua el Código Civil, en su artículo 1902, es de obligado cumplimiento la subsanación de un daño o negligencia a terceros. Para que las cuantiosas indemnizaciones no las tengan que pagar los usuarios existen las pólizas de responsabilidad civil.
El sector de la electricidad es un gremio con gran riesgo laboral; motivado por un despiste, un error humano, negligencias se pueden suceder accidentes, cortes de suministro u otros percances.
Ofrecemos para autónomos y empresas electricistas seguro RC para electricistas, de capital mínimo asegurado de 600.000 para categoría básica; capital de 1 millón para instalaciones eléctricas de alta tensión.                                                                                                                                                                              Todo tipo de cobertura, la que mejor se adapte al cliente; seguro de RC para instaladores y mantenedores.
La normativa de la industria que rige las obligaciones del instalador especifica la necesidad del seguro de RC para instaladores. Cubrir con los gastos de una indemnización puede suponer la quiebra, un coste inasequible que se puede evitar fácilmente y con un precio bajo.