Este municipio se encuentra en la provincia de la Coruña, cerca de cabo Finisterre. Es bastante conocida por sus playas, su gastronomía y por una historia sobre la llamada “pedra de abalar“, son un conjunto de piedras situadas en la Punta da Barca, de tipo mágico-religioso que en un pasado le fueron atribuidas las propiedades curativas. Según cuenta la leyenda si pasas por debajo de ella nueve veces seguidas se te curan las enfermedades de riñones, dolores de espalda y de cabeza.