Algunos momentos más bonitos de Pontevedra, es cuando anochece, sus calles, plazas…algunas se convierten en focos de luz, brillantes, en los que una buena foto no viene mal.

Estas dos están realizadas en el Río de los Gafos (desembocadura).