Los datos que ofrece la SGAE sobre el impacto de las actuaciones en directo de música son relevantes en el plano económico pues suponen unos ingresos importantes para Galicia. Más de dos millones de personas disfrutaron de actividades artísticas en vivo y los ingresos sumaron 18 millones de euros. De estas actuaciones casi el 70% son de música moderna, porcentajes más reducidos son de música clásica y de otro tipo de actuaciones y eventos culturales (teatro, títeres, danza).
La música preferida es el pop-rock seguido del folk, una de las artes en caída libre es la danza, el gasto por persona de consumo de música clásica también es mínimo en comparación con la cultura más actual.